Guía definitiva de actividades para niños por edades

Guía definitiva de actividades para niños por edades

Por Babysits, 40 minutos de lectura

Ya seas un padre o madre buscando divertirse con tus hijos o un canguro o proveedor de cuidado infantil buscando ideas para tu próxima cita de cuidado infantil, aquí encontrarás todo lo que necesitas. Echa un vistazo a esta lista de actividades divertidas para niños y el entretenimiento ¡no tendrá fin!

Todos los niños son diferentes, pero hay una cosa que tienen en común: un buen desarrollo infantil les permitirá alcanzar su máximo potencial. ¿Estás buscando actividades que les entretengan pero que, a su vez, también contribuyan a su desarrollo? Entonces estás en el sitio adecuado. Hemos recopilado una guía definitiva y variada de actividades para niños por edades que, además, mejorarán las diferentes habilidades esenciales para su desarrollo.

Aprende más sobre actividades creativas

Las actividades creativas son aquellas a través de las cuales los niños pueden expresarse. Ser creativo significa crear algo nuevo o tu propia versión de algo que ya existe, como, por ejemplo, una canción, un dibujo, un DIY, un baile, etc. Es importante que los niños hagan actividades creativas durante su infancia porque les ayuda a aprender a expresarse y a lidiar con sus sentimientos. Además, las actividades creativas también fomentan el desarrollo mental y cognitivo de los niños ya que les anima a encontrar soluciones creativas a problemas cotidianos y a pensar de formas diferentes.

Algunos ejemplos de actividades creativas para niños son:

  • Pintar
  • Música
  • Pompas de jabón
  • Cuentacuentos
  • Actuar
  • Juegos de las emociones
  • Mini libro
  • Guitarra DIY
  • Crear un vídeo
  • Crear un álbum de recortes

actividades creativas

Aprende más sobre actividades intelectuales

Una actividad intelectual es aquella actividad en la que tienes que usar tu mente (pensamiento crítico). El desarrollo intelectual puede categorizarse en: comprensión de la información, razonamiento, aprendizaje, memoria, pensamiento, resolución de problemas y concentración. Gracias a las actividades intelectuales, estarás trabajando en una o varias de dichas áreas. Es importante que los niños realicen este tipo de actividades porque las habilidades que se ejercitan al hacerlas serán muy útiles e importantes en su futuro, personal y profesional.

Algunos ejemplos de actividades intelectuales para niños son:

  • Libros de imágenes
  • El Juego de las Texturas
  • Busca y encuentra
  • ¿Qué hay en la caja?
  • Bingo
  • Rompecabezas
  • ¡A pescar!
  • El Juego de la Memoria
  • Juegos de mesa (Monopoly)
  • Puzzles

actividades intelectuales

Aprende más sobre actividades físicas

Una actividad física es aquella actividad que es relativamente intensa, que requiere el movimiento del cuerpo y el gasto de energía. El desarrollo físico se basa en el crecimiento infantil, los movimientos, la coordinación ojo-mano y las habilidades motrices, finas y gruesas.
Realizar este tipo de actividades es importante para que los niños fortalezcan sus huesos y músculos. Además, el ejercicio reduce las posibilidades de tener sobrepeso, los riesgos de desarrollar enfermedades cardiovasculares y alivia los síntomas de la depresión y la ansiedad.

Algunos ejemplos de actividades físicas para niños son:

  • Bailar y quedarse congelado
  • Objetos que ruedan y hacen ruido
  • Paso a paso
  • Pista de obstáculos
  • Volar una cometa
  • El escondite
  • Las sillas musicales
  • Juegos con paracaídas
  • Construir un fuerte
  • Gymkana

actividades físicas

Actividades por edades

Esta lista propone diferentes ejemplos de actividades clasificadas dependiendo de si son intelectuales, físicas o creativas; por edad; por el mejor lugar en el que realizarlas, y por la habilidad de desarrollo que más estimula. Al final del artículo podrás leer más sobre estas habilidades del desarrollo infantil, las cognitivas, motrices, socio-emocionales y las comunicativas.

Puedes descargarte una baraja de cartas que representan los juegos haciendo click en cualquiera de las tarjetas. Ponlas en un tarro y saca una al azar para hacer que escoger un nuevo juego sea todavía más divertido.

Escoge una edad y encuentra las actividades que hemos recopilado para ella.

¿Quieres aprender más sobre cada una de las habilidades de desarrollo infantil? Haz click en ellas para leer más información.


Actividades para niños de 6 a 18 meses

En esta etapa, los niños comienzan a reconocer sus sentidos y su personalidad está todavía en proceso de desarrollo. Crecer es un viaje fascinante de descubrimiento para los niños. Por ello, estimular a vuestro hijo a través de actividades variadas os ayudará y le ayudará a comprender mejor su carácter y sus intereses.

Creativas

1. Pintar

Es muy importante supervisar a los niños mientras realizan esta actividad

Permite que la imaginación de tus hijos vuele con esta actividad. Un poco de pintura y papel mantendrán a tus niños entretenidos durante mucho tiempo. Asegúrate de dejarles diferentes colores y diferentes materiales para que exploren y se diviertan. Algunas de nuestras recomendaciones son:

  • lápices de colores
  • ceras
  • rotuladores
  • acuarelas o pintura lavable

De esta forma, el pequeño podrá experimentar con las diferentes texturas y se empezará a decantar por un determinado espectro o gama de colores. Es en estas edades cuando los niños comienzan a desarrollar su personalidad por lo que es una buena oportunidad para saber si les gusta expresar su lado creativo.

Pintar es una actividad divertida que pueden hacer solos o en compañía de un adulto. Realizando esta actividad creativa, los niños podrán desarrollar sus habilidades cognitivas.

Pintar

2. Música

En este intervalo de edad, los niños pasan de balbucear sonidos sin sentido a pronunciar palabras e, incluso, frases. Utilizar canciones les ayudará a reconocer sonidos, a recordar la forma en la que se forman ciertas palabras y les animará a expresarse a través de canciones. No es necesario que la canción haya sido estrictamente creada para niños, ¡puedes utilizar cualquier canción que os haga feliz a ambos!

Esto les ayudará a desarrollar su lado creativo y a mejorar sus habilidades comunicativas. Además, si tu pequeña estrella del pop también está aprendiendo a caminar, la música puede también servir para animarla.

Música

Intelectuales

1. Libros de imágenes

Los libros de imágenes simples pueden ayudar a tu hijo a que aprenda más sobre los objetos, los colores o las letras. El aprendizaje visual es una de las mejores formas de aprender ya que está comprobado que una imagen es más fácil de ser comprendida y recordada. .

A los niños les encantan los libros de imágenes y se divierten un montón mirando todas las fotos. Pero, ¡eso no es todo! También es una forma de desarrollar sus habilidades cognitivas y de comunicación.

Libros de imágenes

2. El Juego de las Texturas

Para poder empezar este juego, lo primero que tienes que hacer, es sentar a tu bebé en un sitio seguro del que no se puedan caer. Después, coloca objetos de diferentes texturas en una superficie que quede al alcance de las manos de tu bebé. Algunas de nuestras recomendaciones son:

  • pan rallado
  • gelatina
  • un bowl con agua (asegúrate de que el bowl sea algún material que no se pueda romper)
  • chocolate
  • mandarina (sin pelar)

Anima a tu bebé a que explore las diferentes texturas y a que aprenda más sobre sus sentidos. Esta actividad es un buen ejemplo de una actividad intelectual que se puede hacer fácilmente desde casa y que tiene efectos positivos en las habilidades cognitivas de los niños.

juego texturas

Físicas

1. Objetos que ruedan y hacen ruido

Este juego puede jugarse de dos formas diferentes. Puedes utilizar objetos que hacen algún sonido cuando se mueven, como un sonajero, o un objeto que rueda con facilidad, como una pelota.

Una vez hayas escogido el objeto, ponlo frente a tu hijo y muévelo un par de veces hasta que entienda la consecuencia de mover el objeto (en este caso, un sonido o un movimiento). Después, anímalo a mover el objeto por ellos mismos. Esta actividad les ayudará a desarrollar sus habilidades motrices y su coordinación ojo-mano.

Consejo: Asegúrate de que tu hijo se encuentra en un ambiente y lugar seguros. Evita colocarlo en las tronas o en lugares de los que se puedan caer si se mueven mucho o muy rápido.

objetos que ruedan y hacen ruido

2. Bailar y quedarse congelado

Los niños en estas edades suelen estar muy intrigados por la música. Deja que exploren los diferentes sonidos con este divertido y sencillo juego.

Pon algo de música, preferiblemente una canción que el niño ya conozca y que le guste, y anímalo a bailar. Después de un rato, para la música y haz que parezca que estás congelado. Repite el proceso varias veces y quédate “congelado” en diferentes posiciones, hasta que sepas que el niño ha entendido el juego. Los niños en estas edades tienden a imitar a los demás por lo que será fácil involucrarlos en el juego. Este juego, además, ayudará a desarrollar sus habilidades motrices.

Bailar y quedarse congelado


Actividades para niños de 2 a 3 años

Una vez tu hijo ha superado la barrera de los 2 años, empezará a imitar a la gente que tenga a su alrededor con mayor frecuencia. Es por esto que es la mejor etapa para animarlos a probar diferentes actividades y empezar a inculcar los buenos valores y comportamientos (cuanto más imiten y repitan una acción, más fácil será para ellos realizarla por sí mismos).

En esta etapa, los niños comienzan también a desarrollar su independencia, por eso, como padres y familiares, es el momento de aportarles recursos que les permitan jugar y entretenerse por sí solos. Pero esto no significa que puedas olvidarte de ellos, pues algunas de las actividades pueden requerir la supervisión de un adulto.

Creativas

1. Pompas de jabón

Hacer pompas de jabón y después hacer que exploten es una de las cosas más entretenidas que hacer con niños y, además, es una buena actividad para el desarrollo infantil. Por una parte, soplar las pompas de jabón para formarlas contribuye a sus habilidades lingüísticas, ya que, algunos sonidos de nuestro lenguaje utilizan la misma posición que los labios forman al soplar. Por otra parte, intentar atrapar las pompas antes de que toquen el suelo mejorará las habilidades motrices de los niños y les mantendrá activos y entretenidos.

Puedes optar por comprar un bote para hacer pompas de jabón en cualquier tienda o puedes crear tu propia mezcla de agua jabonosa y escoger las formas de tus burbujas. Para crear tu propia mezcla de agua jabonosa para las burbujas necesitarás:

  • agua (5 partes)
  • jabón lavavajillas o lavaplatos líquido (1 parte)
  • añade 1 o 2 cucharaditas de glicerina para hacer que tus pompas sean más resistentes

Esta es una actividad creativa al aire libre que los niños pueden en compañía de algún adulto o hermano mayor (hay que supervisar que no se beban la mezcla de jabón) y que mejorará sus habilidades motrices y comunicativas.

Pompas de jabón

2. Cuentacuentos

Anima a tu hijo a inventar una historia basada en algo pequeño, como una palabra o un objeto. Poder inventar historias de la nada es un buen ejercicio para mejorar la imaginación y la capacidad de improvisación por lo que es bueno para que los niños desarrollen sus habilidades comunicativas. Es posible que, al principio, las historias no tengan mucho sentido pero, con el tiempo, empezarán a introducir los objetos y las palabras de formas más cómicas y originales. Hay diferentes formas de llevar a cabo esta actividad:

  • Utiliza objetos : puedes utilizar una caja y meter en ella pequeños objetos dedicados para esta actividad.
  • Utiliza palabras: tendrás que tener más paciencia, pero consiste en darle a tu hijo diferentes palabras que introducir en la historia en momentos inesperados (por ejemplo, decir una palabra nueva cada 60 segundos).
  • Utiliza tarjetas: escribe una palabra en cada tarjeta, mete todas las tarjetas dentro de un sombrero o una bolsa y escoge 3 tarjetas al azar. Y ¡voilà! ya tienes las tres palabras que tu hijo tendrá que incluir en su historia.

Cuentacuentos

Intelectuales

1. Busca y encuentra

Puedes ayudar a los niños a aprender y entender más sobre las características de los objetos, como formas, colores o texturas, animando a los niños a encontrar algún objeto en la habitación o en la casa con una característica concreta.

Es un juego muy simple. Para empezar a jugar, id a una habitación que el niño o los niños conozcan bien y comienza a preguntar sobre objetos con los que estén familiarizados para que les sea más fácil reconocer las características que tienen. Si quieres jugar a este jugo con más de un niño, puedes convertirlo en una pequeña competición (se trata de saber quién puede encontrar más objetos con una característica en particular, por ejemplo, objetos de color naranja).

Se puede jugar a este juego tanto dentro como fuera de casa y, si haces que los niños cojan los objetos, ayudará a desarrollar, además de sus habilidades cognitivas, también sus habilidades motrices.

Busca y encuentra

2. ¿Qué hay en la caja?

Al igual que la actividad anterior, este juego permite a los niños explorar y desarrollar sus sentidos con más profundidad al animarlos a reconocer objetos sin verlos. Es por esto que la consideramos como una actividad que estimula las habilidades cognitivas de los niños.

Es muy fácil jugar a este juego ya que puedes utilizar cosas que ya tengas en casa. De esta forma, estarán más familiarizados con los objetos por lo que serán más fáciles de identificar.

Cómo prepara el juego:

  • Encuentra una caja de cartón antigua: asegúrate de que un lado de la caja está completamente abierto y realiza una apertura en el lado contrario de la caja que sea lo suficientemente grande como para que los niños puedan meter sus brazos por ella para tocar los objetos.
  • Pon el objeto que quieras que reconozcan sobre la mesa y cubre el objeto con la caja de cartón.
  • Cubre sus ojos con una bufanda o un antifaz.
  • ¡Que comience el juego!

Asegúrate de decirle a los niños que los objetos que van a tocar son seguros e inanimados. De esta forma, evitarás que sientan cualquier tipo de inseguridad o miedo al jugar a este juego.

¿qué hay en la caja?

Físicas

1. Paso a paso

Es muy importante supervisar a los niños mientras realizan esta actividad

Aunque siempre se haya considerado que las escaleras pueden ser relativamente peligrosas para los niños cuando estos son muy pequeños o no están supervisados, esta parte de la casa puede ser un muy buen sitio para ayudar a los niños a hacer algo de ejercicio cuando ya han aprendido a andar. Además, los niños tienden a tener curiosidad sobre las escaleras por lo que podemos dejarlos explorar esta misteriosa parte de la casa (eso sí, ¡siempre con cuidado!).

Si no están familiarizados con los peldaños, comienza a animarlos a subir las escaleras, poco a poco, gateando. Una vez hayan llegado a la parte de arriba, enséñales cómo maniobrar y bajar las escaleras de forma segura. Es esencial tener cuidado y ayudarles si vemos que no son capaces de hacerlo solos. Sin embargo, es igual de importante darles instrucciones y consejos para que puedan aprender a hacerlo por ellos mismos.

Si tu hijo es un poco más mayor y ya tiene control sobre las escaleras, puedes animarlo a subir y bajar los peldaños dando pequeños saltos, siempre que puedan agarrarse a una barandilla. Es una buena actividad para hacer ejercicio y mejorar sus habilidades motrices dentro de casa por lo que es perfecta para los días lluviosos.

Paso a paso

2. Pista de obstáculos

Es muy importante supervisar a los niños mientras realizan esta actividad

Si quieres aumentar la actividad física que realiza tu hijo o simplemente quieres ayudarlo a mejorar algunas habilidades motrices como el equilibrio, crear tu propia pista de obstáculos ¡es una idea genial!

Puedes crear tu propia pista de obstáculos dentro de casa utilizando materiales del día a día, por lo que es una actividad fácil de preparar y muy económica. Algunos de los objetos que puedes utilizar son:

  • Mantas: como obstáculos que saltar por encima o como un elemento de seguridad que poner cerca de otros obstáculos para que, así, los niños no se hagan daño si se caen.
  • Cajas: son muy fáciles de saltar. Puedes utilizar cajas hechas de materiales más resistentes para que puedan andar por encima de ellas y, así, ejercitar su equilibrio.
  • Cinta adhesiva: para marcar qué tienen que hacer, dónde o cómo. Es conveniente utilizarla ya que es muy fácil de quitar de cualquier superficie, por lo que no dañará el suelo o las paredes.
  • Trozos de papel en los que escribir marcas que expliquen lo que tienen que hacer cuando llegan a los diferentes obstáculos.

Pista de obstáculos


Actividades para niños de 4 a 5 años

Esta es la edad en la que los niños comienzan a desarrollar sus emociones en mayor profundidad y empiezan a prestar atención a sus sentimientos y a los sentimientos de los demás. Es por esto que las actividades que proponemos pretenden animarles a entender sus emociones, experimentar diferentes reacciones y comenzar a sentir empatía por otras personas.

Además, los niños empiezan a volverse competitivos y empiezan a sentir satisfacción cuando ganan algún juego y decepción o frustración cuando pierden. Por último, esta es la etapa en la que los niños comienzan a cuestionar el porqué de las cosas.

Creativas

1. Juegos de las emociones

En esta edad, deberíamos esforzarnos por enseñar a los niños a expresar sus sentimientos, para que aprendan a expresarse de diferentes formas y no se sientan avergonzados por ello. Para conseguir este objetivo, estos son algunos juegos a los que puedes jugar con tu pequeño:

Lo ideal sería que varios niños pudieran jugar juntos a estos juegos ya que, de esta forma, se sentirán más cómodos expresando sus sentimientos delante de otros niños de su edad. Esta actividad es creativa y ayuda a los niños a mejorar sus habilidades comunicativas y sus habilidades socio-emocionales.

juegos de emociones

2. Actuar

Ya sea una pequeña historia improvisada o una interpretación de una escena de su película favorita, esta actividad ayudará a los niños a desarrollar sus habilidades comunicativas e interpretativas. Los personajes permitirán que tu pequeño pueda interpretar las diferentes emociones, por lo que será capaz de identificarlas y ponerles nombre. Por ejemplo, si un personaje está sorprendido, tu hijo podrá conectar el nombre de la emoción con la forma en la que se manifiesta. Esto facilitará el reconocimiento de las emociones de los otros en el futuro. Para que les sea más fácil meterse en los personajes, recomendamos el uso de disfraces y, para que sea más divertido, recomendamos que jueguen con otros amigos.

Actuar

Intelectuales

1. Bingo

Bingo es el juego perfecto para practicar los números. Turna los roles del jugador y la persona que canta los números para que los niños puedan hacer ambos. Cantar los números es una buena forma de practicar la pronunciación de los números. Por otra parte, jugando al bingo, los niños podrán practicar el reconocimiento de los números a través de cómo suenan y por cómo se escriben (al tener que tachar el cartón del bingo).

El bingo es una actividad a la que pueden jugar con otras personas que ayuda a los niños en el desarrollo y la mejora de sus habilidades cognitivas.

Bingo

2. Rompecabezas

En esa etapa, los puzzles deberían empezar a complicarse. Por ello, los rompecabezas 3D, especialmente los geométricos de más de 24 piezas, son perfectos para entretener a los niños. Estos puzzles les ayudarán a desarrollar sus habilidades cognitivas como el razonamiento espacial y el pensamiento lógico a la par que se divierten, solos o con familiares y amigos.

Puedes empezar optando por rompecabezas cuyas piezas sean de diferentes colores. Una vez los niños comiencen a soltarse en la construcción de este tipo de puzzles, puedes optar por un rompecabezas de madera simple sin colores.

rompecabezas

Físicas

1. Volar una cometa

Venga, ¡volemos una cometa!! Esta es una actividad perfecta para realizar al aire libre que mejorará las habilidades motrices de los niños, sobre todo, su equilibrio, coordinación y fuerza. Además, si el viento sopla en dirección contraria puede ser bastante complejo, por lo que también ejercitará su paciencia.

Como a estas edades comienzan a sentirse realizados cuando consiguen realizar algo con éxito, ser capaces de volar una cometa es algo que les hará sentirse bien, por el logro de volar la cometa en sí y por el hecho de estar aprendiendo a realizar una habilidad compleja.

Volar una cometa

2. El Juego del escondite

Este conocido juego es la actividad ideal para que tu hijo pueda interactuar con otros mientras el contacto físico entre ellos es mínimo. Es también perfecto para animar a los niños a que jueguen al aire libre y estén en contacto con la naturaleza a la vez que desarrollan sus habilidades motrices y hacen ejercicio.

Los niños comienzan a desarrollar el sentido de la competitividad en estas edades. Por ello, este juego es ideal para desafiarse a sí mismos y a los demás de forma segura.

Escondite


Actividades para niños de 6 a 7 años

La mayor parte de los niños en estas edades ya van al colegio y estarán en contacto regular con un grupo más numeroso de personas. De esta manera, los niños comienzan a ser más independiente de sus familias, pues empiezan a conocer a otros niños y establecen más amistades importantes. Por otra parte, las habilidades mentales, físicas y sociales de los niños en esta edad se desarrollan con mayor rapidez. Los niños empiezan a pensar en el futuro y empiezan a entender cuál es su sitio en el mundo. Por ello, se trata de una edad crítica en el desarrollo de la confianza en sí mismos.

Creativas

1. Mini Libro

¿Le gusta mucho a tu hijo la hora del cuento? Entonces, ¿por qué no hacer que sea el protagonista de su propia aventura? Este DIY es bastante sencillo, pero, aún así, a los niños siempre les fascina saber cómo se hace un libro. Esta actividad es genial para dejar que fluya su creatividad a la vez que desarrolla sus habilidades comunicativas y motrices. Y todo ello ¡desde casa!

Consejo: Si tu hijo está aprendiendo un segundo idioma, el mini libro puede ser la actividad perfecta para que pongan en práctica el vocabulario nuevo que están aprendiendo.

Necesitarás:

  • Folios tamaño A4
  • Tijeras
  • Lápices de colores

Paso a paso:

  • Paso 1 - Dobla el folio por la mitad (horizontalmente).
  • Paso 2 - Dobla el folio por la mitad (verticalmente).
  • Paso 3 - Después, dóblalo por la mitad otra vez (si desdoblas el folio deberías ver marcados 8 rectángulos).
  • Paso 4 - Desdobla el folio hasta que esté doblado solo una vez por la mitad (horizontalmente), después, haz un corte desde la doblez hasta la mitad del folio (por ejemplo, el primer doblaje).
  • Paso 5 - Desdobla el papel y dóblalo por la mitad (verticalmente). Coge los rectángulos de los extremos y júntalos. El corte que has hecho tiene que tomar forma de diamante.
  • Paso 6 - Sigue juntando los extremos hasta que se junten en el centro.
  • Paso 7 - Dobla los extremos laterales para formar el libro.
  • Paso 8 - Decora la portada como quieras y empieza a escribir. ¡Deja volar tu imaginación!

mini libro

Mini libro

2. Guitarra DIY

Deja que tu hijo explote su creatividad creando su propia guitarra y, después, tocándola. Es una manualidad muy útil ya que pueden seguir utilizándose una vez que esté creada y es perfecta para entretener a tu hijo dentro de casa mientras mejora sus habilidades motrices. Y, ¿quién sabe?, a lo mejor descubres que tienes a una pequeña estrella del rock en casa.

DIY guitar

Necesitarás:

  • Una caja de pañuelos de papel vacía
  • Bandas o gomas elásticas
  • 2 palos de helado o 2 lápices de colores
  • Un tubo de cartón (por ejemplo un rollo de papel de cocina acabado)
  • Pegamento, cinta adhesiva, tijeras, etc.
  • Y algo de pintura para añadir un poco de color

Paso a paso:

  • Paso 1 - Pon un extremo del tubo de cartón sobre un extremo lateral de la caja de pañuelos de papel y dibuja el círculo con un lápiz. Después, recorta el círculo en la caja de pañuelos para hacer un agujero.
  • Paso 2 - Pinta la caja, el tubo y los palos de helado del color que prefieras.
  • Paso 3 - Cuando se haya secado la pintura, introduce el tubo de cartón por el agujero que acabas de hacer en la caja de pañuelos y pégalo con cinta adhesiva.
  • Paso 4 - Pega los palos de helado en cada lado de la apertura que tiene la caja de pañuelos en su cara frontal. Cuando se haya secado el pegamento, coloca las gomas elásticas (de diferentes grosores) alrededor de la caja para que formen distintos sonidos.
  • Paso 5 - ¡Que empiece la función!

guitarra

Intelectuales

1. ¡A pescar!

Aprender un segundo idioma, tiene muchas ventajas, como, por ejemplo, ser capaz de prestar atención por un mayor intervalo de tiempo que aquellos que solo saben un idioma (Cornell Language Acquisition Lab).

Sin embargo, a veces los niños no le ven ninguna utilidad a aprender otro idioma. Por eso, recomendamos este juego sencillo para enseñar a tu hijo una segunda lengua de forma divertida. Además, es un juego al que pueden jugar solos o con otros niños y es muy bueno para mejorar sus habilidades cognitivas.

Para crear tu caña de pescar y los “peces” (los números), necesitarás:

  • Un palo
  • Un imán
  • Cuerda
  • Papel
  • Bolígrafo
  • Tijeras
  • 10 clips

Paso a paso:

  • Paso 1 - Ata un lado de la cuerda al extremo superior del palo y, después, ata el otro lado de la cuerda al imán. ¡Voilà! - ya tienes tu caña de pescar.
  • Paso 2 - Dibuja 10 peces (simples) en un papel y escribe un número del 1 - 10 en cada uno de ellos. Recórtalos y pon un clip en la cabeza de cada uno de los peces.
  • Paso 3 - ¡Ya puedes jugar! Di cualquier número del 1 al 10 en el segundo idioma y espera a que tu hijo reconozca el número correcto y lo atrape con su caña de pescar.

a pescar

2. El Juego de la memoria

Este juego es un clásico que triunfa con los niños de todas las edades. Para aquellos que no estén familiarizados con este juego, todo lo que necesitas es una baraja de cartas infantiles que se puedan juntar por parejas. Después de barajar las cartas, ponlas sobre la mesa, boca abajo. Los jugadores darán la vuelta a las cartas de 2 en 2 y por turnos. Si las cartas a las que dan la vuelta son iguales, el jugador podrá quedárselas y jugar de nuevo. Si las cartas no son iguales, el jugador tendrá que volver a darles la vuelta y dejar que el siguiente jugador tenga su turno. Ganará el niño que tenga más cartas al final de la partida.

También puede jugar solo un niño, simplemente tendrá que ver cuánto tarda en conseguirlas todas.

Lo mejor de este juego es que puedes adaptarlo al nivel de tu hijo añadiendo o quitando cartas de la baraja. Es una actividad muy buena que ayudará a ejercitar las habilidades cognitivas de cualquier niño.

Memoria

Físicas

1. Las sillas musicales

Las sillas musicales es otro juego clásico que pone a los niños en marcha y les anima a participar en una competición amistosa. Para jugar solo necesitarás algo de música y una silla para cada niño.

Puedes colocar las sillas en círculo o colocarlas al azar por toda la habitación. Después, pon la música y haz que los niños se muevan o bailen alrededor de las sillas - asegúrate de que no se queden parados cerca de cualquier silla. You can place the chairs in a circle or randomly around the room. Para la música y deja que los niños se apresuren a sentarse en una silla. Quita una silla cada ronda, de forma que siempre juegue 1 niño más del número total de sillas que sigan colocadas. El niño que no consiga sentarse será eliminado, por lo que, ganará el último niño que quede sentado.

Esta es una actividad ideal para niños que tengan mucha energía y para desarrollar las habilidades motrices. Se puede jugar al aire libre o en un espacio cerrado.

sillas musicales

2. Juegos con paracaídas

Sacar el paracaídas es siempre un regalo para los niños, Sin embargo, hay algunos niños que se emocionan demasiado cuando esto ocurre. Por eso, es muy importante demostrarles cómo coger el paracaídas correctamente y recordarles que tengan cuidado.

Hay muchos juegos a los que se puede jugar con el paracaídas. Estas son nuestras mejores recomendaciones: :

  • Palomitas
  • El gato y el ratón
  • Cocodrilo
  • El juego del pañuelo
  • Cara a cara

Este juego es ideal para niños que tengan mucha energía y es útil para enseñar a los niños a trabajar juntos. Es por esto que es un juego muy bueno para trabajar sus habilidades sociales y motrices.

juegos con paracaídas


Actividades para niños de 8 a 10 años

Las amistades son muy importantes para los niños en estas edades ya que buscan gente que les acepte, les apoye y les proporcione el sentimiento de pertenencia a un grupo. De la misma forma, los niños en estas edades comienzan a compararse con los demás. Es una etapa en la que aprenden a reflexionar sobre su apariencia, emociones y cualidades.
Empiezan a darse cuenta de lo que se les da bien y lo que se les da mal. Además, también son más conscientes de las intenciones de las personas y el sentido de las normas.

Hay una infinidad de actividades que se puedan hacer en estas edades. Sin embargo, es importante empezar a tener en cuenta los gustos personales y las habilidades de cada niño. Y les suele gustar hacer actividades en las que puedan jugar con otros niños.

Creativas

1. Crear un vídeo

Los vídeos se han convertido en una de las herramientas más populares, ya sea para entretener, o para educar. Una buena actividad creativa que pueden hacer a esta edad es crear su propio vídeo. Este puede ser sobre las cosas que les gustan, sus amigos o, incluso, su propia película. **¡Enseña a todo el mundo lo bien que se te da actuar!!

El vídeo pueden hacerlo solos o en grupos. Es una actividad muy positiva ya que ayuda a los niños a mejorar sus habilidades sociales y comunicativas.

Consejo: Las familias pueden ayudar a los niños a editar el vídeo.

hacer un vídeo

2. Crear un álbum de recortes

¿Tu hijo es muy creativo? Entonces, probablemente, crear un álbum de recortes es una actividad que encontrarán muy divertida. Deja que tu hijo encuentre sus fotos favoritas, con familiares o amigos, de hace años o recientes. ¡Es hora de dar paso a su imaginación! Anima a tu hijo a que decore su álbum como quiera, incluyendo las fotos que ha elegido y otros materiales como pegatinas, rotuladores, lazos o dibujos. De esta forma, cada página dejará ver su personalidad. Crear un álbum de recortes es una actividad divertida mientras la realizas, pero también en el futuro, ya que tendrás algo que te dará muchos recuerdos.

Al crear este álbum con sus propias manos, los niños estarán ejercitando algunas de sus habilidades motrices por lo que las desarrollarán aún más.

álbum de recortes

Intelectuales

1. Juegos de mesa (Monopoly)

Juegos de mesa como el Monopoly son buenos para estas edades ya que los niños entienden las reglas y su importancia. Con este juego pueden aprender a negociar, comunicarse con los demás, comprender las consecuencias de romper las normas, y mucho más.

Por tanto, el Monopoly es un buen juego que jugar con varios amigos con el que pondrán en marcha sus habilidades cognitivas, sociales y comunicativas.

Monopoly

2. Puzzles

Puede que pienses que los puzzles son cosas de niños pequeños. Sin embargo, ¡no es así! Hay una gran variedad de puzzles complejos, ya sea por sus colores o por el número de piezas. Un puzzle de más de 300 piezas, será una reto muy entretenido para cualquier niño de esta edad.

Construir un puzzle es una actividad intelectual que mejorará sus habilidades cognitivas y pueden hacerlos solos o en familia. Estos puzzles son perfectos para niños que tienen mucha paciencia y a los que le gusta resolver problemas.

puzzle

Físicas

1. Construir un fuerte

¿A quién no le gusta construir su propia casa del árbol o fuerte? Además, esta actividad podrán hacerla tanto dentro de casa (ideal cuando vienen amigos a dormir) o al aire libre (en el jardín o en algún parque). Es una actividad física genial ya que se entretendrán construyéndola y también jugando con ella.

Construir un fuerte es una actividad que ayuda a mejorar las habilidades motrices de los niños, a la vez que les enseña a cooperar con los demás. Es una actividad especialmente indicada para niños con mucha imaginación. Además, es incluso más divertido cuando construyen un fuerte con sus amigos, aunque también pueden hacerlo solos.

construir un fuerte

2. Gymkana

¿Ha soñado tu hijo con ser un espía o un detective de mayor? Entonces esta es la actividad perfecta para tu hijo. Puedes dejar algunas pistas dentro de casa o alrededor del vecindario. Siguiendo estas pistas, los niños podrán encontrar el tesoro (algún dulce como golosinas o algún regalo pequeño). Hay pocas cosas más divertidas que buscar un tesoro con tus amigos.

Esta actividad es perfecta para niños con mucha energía y que son curiosos por naturaleza. Una gymkana es una actividad física que ayudará a los niños a desarrollar sus habilidades motrices y socio-emocionales.

Gymkana


También puedes leer algunas otras divertidas actividades para niños para días lluviosos y actividades al aire libre para días soleados.

Habilidades de desarrollo

Como padre o madre puede que estés interesado en saber más sobre el desarrollo infantil y cómo ayudar a los pequeños a alcanzar su máximo potencial. Cada niño es diferente por lo que no debes preocuparte si te das cuenta de que tu hijo va a otro ritmo que el de otros niños de su edad. Eso sí, siempre que consideres que puede haber algún problema, no dudes en contactar a tu pediatra para conocer una opinión profesional al respecto.

Teniendo esto en mente, a continuación te presentamos las 4 áreas principales de desarrollo infantil: habilidades motrices, socio-emocionales, cognitivas y comunicativas.

Aprende más sobre las Habilidades Motrices

Las habilidades motrices hacen referencia a la habilidad de nuestro cuerpo para realizar acciones específicas gracias al movimiento muscular. Esto incluye un montón de cosas, desde que tu hijo sea capaz de mantenerse sentado a que pueda tocar el piano. Las habilidades motrices se pueden categorizar en dos grupos, las habilidades motrices finas y gruesas. Las habilidades motrices finas hacen referencia a la capacidad de controlar el movimiento de los músculos más pequeños, como los que hay en la muñeca o en los dedos. En cambio, las habilidades motrices gruesas hacen referencia a la capacidad de controlar los músculos más grandes como aquellos que se encuentran en los brazos o las piernas.

Las habilidades motrices y su control empiezan a desarrollarse justo después del nacimiento y se seguirán desarrollando a lo largo de su infancia y juventud. Centrarse en el buen desarrollo de las habilidades motrices es muy importante por varios motivos. En primer lugar, ayuda a las personas a explorar y experimentar el mundo que les rodea, lo que, además, desarrollará otras habilidades como las cognitivas o las comunicativas. En segundo lugar, les posibilita moverse y realizar tareas por sí mismas, ganando independencia y confianza en el camino. Y, en tercer lugar, les ayuda a hacer ejercicio, lo que contribuye a un estilo de vida más saludable.

Estas son algunas de las actividades que ayudan a los niños a desarrollar sus habilidades motrices:

  • Bailar y quedarse parado
  • Objetos que ruedan y hacen ruido
  • Pompas de jabón
  • Busca y encuentra
  • Paso a Paso
  • Pista de obstáculos
  • Volar una cometa
  • El juego del escondite
  • Guitarra DIY
  • Las sillas musicales
  • Juegos con paracaídas
  • Crear un álbum de recortes
  • Construir un fuerte
  • Gymkana
  • Mini Libro

motor skills

Aprende más sobre las Habilidades Socio-emocionales

Las habilidades socio-emocionales hacen referencia a la capacidad de comprender y expresar nuestras emociones, así como, ser capaces de percibir y entender las emociones de los demás. Desarrollar estas habilidades puede hacer que los niños entiendan la diferencia entre expresarse con sus amigos y expresarse con sus padres.

Aunque estas habilidades parecen muy complejas, estas empiezan a desarrollarse poco después de nacer. Tan pronto como empiezan a interactuar con los demás, los niños tienen la oportunidad de empezar a reconocer y a entender los sentimientos y pensamientos de los demás. Es muy importante ayudar al desarrollo de estas habilidades ya que les permitirá crear y mantener relaciones sanas y satisfactorias, gestionar sus emociones y su estrés y les ayudará a entender las normas sociales lo que desembocará en un correcto proceso de toma de decisiones.

Estas son algunas de las actividades que ayudan a los niños a desarrollar sus habilidades socio-emocionales:

  • Actuar
  • Juegos de las emociones
  • Crear un vídeo
  • Juegos de mesa (Monopoly)
  • Gymkana
  • Juegos con paracaídas

social emotional skills

Aprende más sobre las Habilidades Cognitivas

Las habilidades cognitivas hacen referencia a la capacidad mental de procesar información para la consecución de tareas simples y complejas. Esto incluye nuestra forma de pensar, razonar, leer, crear, recordar, resolver problemas y prestar atención. El desarrollo cognitivo puede reflejarse en un niño intentando aprender cómo funciona un juguete por cómo sabe o un niño chivándose de algo que ha hecho un compañero porque ha adquirido el sentido de lo que está bien y lo que está mal.

Apoyar al temprano desarrollo cognitivo de tu hijo es importante ya que construye unos buenos cimientos para tener éxito en un futuro. Puedes promover el desarrollo cognitivo de los niños hablando con ellos, dejando que exploren el mundo que les rodea o contestando sus preguntas. También puedes ir más allá y animarle a realizar actividades que desarrollarán las habilidades cognitivas más complejas como la resolución de problemas. Recuerda tener paciencia y deja que los niños descubran las cosas a su propio ritmo, con un poco de tu ayuda podrán empezar a entender las cosas por sí mismos en poco tiempo.

Estas son algunas de las actividades que ayudan a los niños a desarrollar sus habilidades cognitivas:

  • Pintar
  • Libros de imágenes
  • El juego de las texturas
  • Busca y encuentra
  • ¿Qué hay en la caja?
  • Bingo
  • Rompecabezas
  • ¡A pescar!
  • El juego de la memoria
  • Juegos de mesa (Monopoly)
  • Puzzles

cognitive skills

Aprende más sobre las Habilidades Comunicativas

Las habilidades comunicativas hacer referencia a la capacidad de comprender y producir mensajes con el fin de entender e interactuar con el mundo. La comunicación es mucho más que el habla y el lenguaje ya que también puede expresarse a través de sonidos y gestos. Puede que un bebé no sea capaz de decir nada hasta que tiene un año (más o menos), sin embargo, son capaces de comunicarse con los demás a través del llanto, sus expresiones faciales y su lenguaje corporal.

Desarrollar estas habilidades comunicativas es importante para poder crear relaciones sanas y son necesarias para poder expresar nuestros sentimientos y necesidades. Además, nos permitirá aprender y enseñar nuevas habilidades, por lo que los beneficios de unas buenas habilidades comunicativas durarán para siempre.

Los niños, sobre todo cuando son pequeños, aprenden, predominantemente, a través de la imitación (tal y como establece Albert Bandura en su teoría del aprendizaje social). Es por esto que, aunque el niño todavía no pueda contestar, es importante seguir hablándole. Puedes animar el desarrollo de sus habilidades comunicativas hablándoles con un tono de voz muy agudo (ya que les llama la atención) o leyéndoles alguna historia, pues, de esta forma, ampliarán su vocabulario. Algunas de las actividades que hemos propuesto en esta guía mejorarán el desarrollo de estas habilidades y les darán la oportunidad de comunicarse eficazmente con adultos y con otros niños de su edad.

Estas son algunas de las actividades que ayudan a los niños a desarrollar sus habilidades comunicativas:

  • Música
  • Pompas de jabón
  • Cuentacuentos
  • Actuar
  • Juegos de emociones
  • Mini Libro
  • Crear un vídeo
  • Libros de imágenes
  • Juegos de mesa (Monopoly)

communication skills