Consejos para criar un niño bilingüe

Consejos para criar un niño bilingüe

Por Babysits
6 minutos de lectura

La exposición a más de un idioma puede ser increíblemente beneficiosa para tu hijo a medida que el mundo se globaliza progresivamente. Además, la capacidad de hablar más de un idioma mejora el desarrollo intelectual de tu hijo y aumenta sus habilidades sociales. En general, estarás ayudando a tu hijo enseñándole a hablar dos idiomas. Sin embargo, no es un proceso fácil. Especialmente cuando no vives en el país del idioma que intentas enseñar. Enseñar un idioma es un desafío y también puede ser muy confuso para un niño. Por esta razón, Babysits investigó el tema y presentó sugerencias sobre cómo criar a tu hijo bilingüe.

enseña un segundo idioma a tu hijo

¡Cría a tu hijo bilingüe gracias a una canguro!

La vida en el hogar y la escuela son los ambientes más importantes para los niños. Esta es la razón por la que las canguros bilingües (o canguro inglesa, si este es el idioma que desea que aprendan) pueden ser una ventaja increíble cuando se trata de enseñar un idioma a los niños, ya que pasarán mucho tiempo con él. Contratar una canguro inglesa ayudará al niño a sentirse más cerca del inglés, por ejemplo, ya que podrá hablar con fluidez con él.

Por eso, Babysits te permite filtrar tu búsqueda y encontrar la niñera inglesa o bilingüe perfecta que hable el idioma que te gustaría practicar. Simplemente debes ir a la página de búsqueda y luego hacer clic en “más filtros” y elegir el idioma preferido.

Canguros bilingües

Lee libros al niño en el idioma escogido

Para criar a tu hijo bilingüe, leerle a tu hijo es muy importante. Al leerles a los niños en voz alta, aumentará su vocabulario y les enseñará nuevas palabras y formas de pronunciarlas. Además, la lectura tiene el increíble potencial de impulsar su imaginación y su visión del mundo en general.

En caso de que, como padre, no seas bilingüe en ese idioma, puedes pedirle a la niñera bilingüe que le lea libros al niño.

Prepara una noche temática

A veces, mejorar las habilidades lingüísticas puede ser agotador para los niños. Por lo tanto, es importante que sea divertido y atractivo para el niño aprender un nuevo idioma. Puedes, por ejemplo, implementar un día de la semana en el que toda la noche se dedique a la cultura/idioma. Por ejemplo, si quieres aprender francés, haz croque-monsieur y mira Ratatouille en francés para aprender nuevas palabras. Otro ejemplo sería, si quieres enseñar holandés, cocinar panqueques, ponerte Miffy y sus amigos y usar tu klompen favorito. Creará un apego más fuerte a la cultura y una mayor voluntad de aprender el idioma.

Las referencias culturales y los valores son esenciales para aprender un idioma. Todos estos detalles te darán una nueva perspectiva del idioma y te permitirán aprender más rápido. Por lo tanto, intenta enfatizar los valores de la cultura específica en el hogar.

Criar a un niño bilingüe consiste principalmente en aprender el vocabulario, el alfabeto y las reglas gramaticales del idioma, pero también implica aprender sobre los valores del país y el comportamiento de la sociedad.

Entender la cultura es como tener un contexto que te permite dar el significado correcto a cada palabra nueva que aprendes. Cuanto más sepa el niño sobre el trasfondo sociocultural, más fácil le resultará involucrarse y aprender nuevas palabras, expresiones y formas de hablar.

La familiaridad con la cultura también permite a los extranjeros usar la palabra adecuada, según el contexto. De esta manera, hay menos lugar para malentendidos y confusiones.

Mira la televisión y escucha música con tu hijo

Ver programas en otro idioma aumentará la exposición del niño a una variedad de palabras, acentos, voces, géneros y aspectos culturales. Esto aumentará la comprensión de los niños y los convertirá en excelentes oyentes, ya que desarrollarán un oído para los acentos, la dicción, la jerga y la pronunciación. Además, ver películas ofrece contexto, lo que facilita la conversión de información importante del idioma en la memoria a largo plazo. Por ejemplo, si su idioma objetivo es el español, podría ver Pocoyó o Little Baby Bum en español.

En comparación con las películas dobladas, las películas y los programas de televisión subtitulados demuestran cómo habla una persona nativa. Esto les permitirá a los niños detectar ciertas expresiones, acentos y tonos de voz que los ayudarán a comprender mejor el entorno cultural del idioma que están aprendiendo.

La música también ayuda a los niños a retener palabras y expresiones con mayor eficacia. El ritmo de la música y los patrones repetitivos de la canción les ayudarán a memorizar palabras y aprender nuevo vocabulario. En este sentido, escuchar música en su idioma de destino ayudará al niño a aprender nuevas palabras, ya que la música tiene una forma de quedarse en su cabeza.

Bilingual babysitter

Enseña un idioma a través de juegos

Enseñar un idioma a través de juegos también puede ser otra gran solución. Puede decidir jugar juegos de mesa y solo hablar en un idioma específico con el niño. ¡Incluso puedes inventar tus propias ideas de juegos! Por ejemplo, puedes hacer un juego de memoria con la palabra conectada a la imagen de esa palabra. Esto permitirá, una vez más, que el proceso de aprendizaje sea más fácil y menos agotador para el niño.

¡La consistencia es la clave!

Es importante ser consistente al enseñar una habilidad, especialmente cuando se trata de idiomas. La mejor manera de ser constante al enseñar un idioma es formar un hábito o una rutina y atenerse a ella. Por ejemplo, establece una hora específica del día en la que leas un capítulo de un libro a tu hijo. El proceso de aprendizaje de un nuevo idioma debe ser un componente importante de la vida de tu hijo para obtener resultados satisfactorios.


Si estás en búsqueda de una canguro bilingüe para ayudar a tu hijo a aprender un nuevo idioma, ¡no dudes en buscarla en Babysits!