10 Consejos para el primer día con el Canguro

10 Consejos para el primer día con el Canguro

Por Babysits, 5 minutos de lectura

Es normal que tengas nervios la primera vez que dejas a tu hijo con un canguro o una niñera. Sigue nuestros consejos y utiliza nuestra ficha de información para que el primer día con tu nuevo canguro vaya sobre ruedas.

Lo más probable es que, como padre o madre, estés más preocupado que tu hijo por el primer día con el canguro. Haz como ellos e intenta relajarte.

Sabemos que es estresante dejar a tus hijos a solas con el canguro o la niñera por primera vez, especialmente si no sueles pasar mucho tiempo alejado de ellos. Como padre o madre sabes todo sobre tu hijo y sobre cómo cuidarlo, por lo que dar las riendas a otra persona puede parecer complicado.

Pero no tiene por qué serlo. Estando preparado puedes asegurar que el cuidado infantil vaya sobre ruedas para ti, para tus hijos y para el canguro. Echa un vistazo a nuestros 10 consejos para que el primer día de cuidado infantil sea superado con éxito.

Consejos para el primer día con tu canguro

1. Conoce a la persona con la que vas a trabajar

Lo más importante que puedes hacer para sentirte más cómodo a la hora de dejar a tu hijo con un canguro es conocer a la persona con la que estás tratando. Programa una cita para conocer al canguro en persona antes del primer día de cuidado infantil y hazle una pequeña entrevista. Tener una impresión general sobre su carácter, sus referencias y certificaciones y, simplemente, poder conocerlo mejor, aumentará tu seguridad cuando llegue su primer día de trabajo.

2. Prepara todo lo que puedan necesitar

El canguro no va a saber todavía cuáles son los juegos, las actividades, las películas o las comidas favoritas de tu hijo. Por eso, puede ser útil preparar estas cosas antes de que el canguro llegue a tu casa. Así, tendrán cosas que hacer juntos y el canguro podrá entender mejor la rutina que sigue tu hijo, en qué está interesado y qué actividades consideras apropiadas.

3. Proporciona una ficha con los datos de contacto

Nunca dejes al canguro solo en casa sin haberle dado antes una ficha con los datos de contacto, que incluya los números de emergencia relevantes. Si fuera importante, no olvides proporcionar la información necesaria sobre medicamentos y/o alergias que tu hijo pueda tener.

4. Utiliza nuestra ficha imprimible de información para el canguro

Para hacerte la vida más fácil, hemos creado una ficha que puedes revisar con tu canguro. Asegúrate de revisar toda la información antes de marcharte.

Ficha información para el canguro

5. Enseña tu casa al canguro

Haz un tour con el canguro por tu casa y enséñale dónde guardas todas las cosas que podría necesitar, como, por ejemplo, la ropa extra para tus hijos, el kit de primeros auxilios, una linterna, snacks, etc.

6. Comenta la rutina diaria de tus hijos

Puedes entrar en más o menos detalle. Sin embargo, si prefieres que tu hijo siga su rutina normal, es necesario que le expliques a tu canguro su horario habitual. De esta forma, podrá entender mejor lo que está y lo que no está permitido y las horas a las que deberían cenar e ir a la cama, por ejemplo.

7. Aclara las normas de la casa y las responsabilidades del canguro

Puede ser útil para asegurarte de que el canguro y tú estáis de acuerdo en lo que respecta a sus tareas y a aquello que tu hijo puede y no puede hacer. En algunas ocasiones, los niños tienden a exagerar un poco la verdad sobre cosas como, por ejemplo, cuántos snacks pueden tomar o la hora a la que se van a la cama normalmente.

8. Haz una prueba

Si lo prefieres, también puedes hacer una pequeña prueba y pedir al canguro que cuide de tu hijo durante unas horas mientras sigues en casa y, así, puedes supervisar todo lo que pase. Esto puede ser de ayuda para que tanto tu hijo como el canguro se encuentren más cómodos. Además, te podrás hacer una idea del tipo de canguro que es y de su estilo.

9. Evita que tu hijo sepa que estás nervioso

Si te encuentras especialmente nervioso por dejar a tu hijo con un canguro o con una niñera, no permitas que tu hijo se de cuenta. A menudo, los niños tienden a imitar los comportamientos y los sentimientos que ven en las personas a su alrededor. Por eso, cuando digas adiós a tu hijo, dale un abrazo, sonríe y recuérdale que volverás pronto.

10. Dile a tus hijos que alguien irá a cuidarlos

Es importante que tus hijos sepan, antes de tiempo, que un canguro irá a cuidarles. Esto es algo que no se suele tener en cuenta, pero tus hijos han de prepararse también. Puede ser una buena idea presentarles al canguro o a la niñera antes de que llegue el primer día de trabajo, porque, así, tus hijos lo reconocerán y se sentirán más cómodos una vez ya no estés en casa. Enfatiza lo bien que se lo pasarán y haz que estén contentos por tener un canguro.


Esperamos que hayas encontrado nuestra ficha de información y nuestros consejos útiles. Si todavía no estás en este punto y te gustaría encontrar un canguro, crea tu perfil en Babysits y empieza tu búsqueda.

¡Te deseamos la mejor suerte del mundo en el primer día con tu canguro!