Cambio climático y niños

Cambio climático y niños

Nuevo

Por Babysits, 3 minutos de lectura

Compartir:

Alguna vez te han preguntado tus hijos: "¿por qué no vamos a una basura diferente?" O "¿por qué hay gente que no come carne?" Estas preguntas pueden tener respuestas fáciles o difíciles dependiendo de hacia dónde quieres que vaya la conversación. Con los recursos adecuados, puedes educar y equipar a tus hijos para tomar mejores decisiones en el cuidado del planeta.

¿Por qué hablar sobre el clima con tus hijos?

¿Por qué es importante saber qué es? Estos son temas muy importantes en todo el mundo y tus hijos hablarán más sobre estos temas a medida que se hagan mayores. Es importante que sepan participar en estas conversaciones con hechos e información. Hablar sobre lo que le está sucediendo al planeta y cómo se verán afectados en el futuro es importante para que desarrollen una responsabilidad personal para cuidar el medioambiente. Es importante que los padres inculquen hábitos ecológicos a sus hijos para que aprecien lo que tienen. Con la información correcta, los niños serán pequeños guerreros en primera línea para la lucha contra la contaminación.

¿Cómo hablar sobre el clima con tus hijos?

  • Mesa del comedor Un lugar fácil para comenzar esta conversación es en la mesa. Puede haber un momento, después de que todos hayan hablado sobre su día, en el que puedas comenzar a hacer preguntas sobre lo que tus hijos saben sobre el medio ambiente. Es un buen momento para preguntarles qué disfrutan de estar en la calle y en la naturaleza y qué extrañarían si les faltara.

  • Dar un paseo Sal a caminar con tus hijos para hablar sobre lo que ven, tanto positivo como negativo. Pídeles que te cuenten qué pertenece a la naturaleza y qué no. Enséñale a tu hijo por qué es importante mantener el medio ambiente limpio de basura o cosas no naturales como el petróleo en el océano, la deforestación y el dióxido de carbono en el aire. Asegúrate de hablar sobre lo que estas cosas hacen a los animales que viven en esos hábitats.

  • Habla con más frecuencia Al hablar con los niños a menudo es más fácil mostrarles cómo estas cosas afectan el medioambiente. Preguntas como: ¿preferirías sentarte en una playa limpia o llena de basura en la arena? Puedes hacer que los niños piensen sobre cómo debería ser la Tierra y así crear un respeto por los seres que viven en este planeta.

Deja que los niños cuiden el medio ambiente.

Hay muchas maneras de hacer que cuidar el medioambiente sea divertido. Puedes intentar darle un nombre de superhéroe a tu pequeño, por ejemplo, EcoMan or EcoWoman, para que se sienta poderoso al ayudar al planeta. Puedes intentar darle puntos por todas las buenas acciones que hagan. Siempre que puedas darle un giro positivo y emocionarse, sus hijos te seguirán. Si buscas más ideas, echa un vistazo a nuestro otro artículo sobre 10 ideas divertidas para ayudar a mantener el planeta saludable.