Dejar a los niños con un(a) canguro por primera vez

Dejar a los niños con un(a) canguro por primera vez

Por Babysits, 4 minutos de lectura

Tener que dejar a sus hijos al cuidado de una niñera por primera vez puede ser muy desconcertante para cualquier padre. ¡Echa un vistazo a los siguientes consejos para que este desafío sea mucho más fácil tanto para ti como para los niños!

Encuentra una niñera en la que confíes y conócela

Cuando utilices Babysits, selecciona y contacta sólo con los perfiles que están bien detallados e incluyen fotos de perfil. ¿Cuáles son sus credenciales? ¿Cuánta experiencia tiene? ¿Concuerda con los valores de tu familia? Los perfiles completos son mucho más confiables. No tengas miedo de hacerle demasiadas preguntas. Si él/ella se toma en serio el trabajo, estará de acuerdo en responder a todas tus preguntas. Después del contacto inicial por la plataforma de mensajes de Babysits, puedes agendar una llamada telefónica o una reunión en persona en un espacio público. Esto te permitirá conocer mejor a la niñera y saber si es la más adecuada para tu familia.

Avísale a los niños con anticipación

Notificale a tus hijos tan pronto como sea posible cuando hayas contratado a una niñera. A menudo se pasa por alto, pero los niños también necesitan tiempo para prepararse. Considera llevar a los niños contigo para conocer a la niñera antes del primer día de trabajo. ¡Anima a los niños para que se entusiasmen con tener un(a) canguro, y enfatiza cuánta diversión van a tener!

Pídele a la niñera que comience temprano

El primer día de trabajo, invita a la niñera a venir a la casa de 1 a 2 horas antes del comienzo de su turno. Esto permitirá que sus hijos se sientan cómodos con el/la nuevo(a) canguro. Anima al nuevo(a) canguro y a sus hijos a interactuar entre ellos mientras estas cerca. ¡Recuerda que construir relaciones lleva tiempo, así que no lo fuerces demasiado! Cuando los niños participan en una actividad divertida se distraen y será más fácil cuando salgas de la casa.

Deja contactos de emergencia

Las emergencias suelen ser muy raras, sin embargo, es imperativo que todas las niñeras estén preparadas para manejar una emergencia en caso de que surja alguna. Habla con el/la canguro sobre lo que debe hacer si se presentan ciertas situaciones. Escribe una lista de números de contacto de emergencia y explícale a el/la canguro cuándo se debe usar cada número. Considera incluir el número de servicios de emergencia, tu número de teléfono y el número de teléfono de algun otro familiar en la lista.

Proporciona información y recursos

Cada familia tiene sus propias reglas de la casa. Asegúrate de explicar claramente las reglas de tu casa y las instrucciones especiales para el/la canguro. Es beneficioso hacer acuerdos sobre el uso de artículos para el hogar, para que la persona sepa exactamente qué se les permite usar. Además, asegúrate de mostrar a la niñera dónde puede encontrar todos los materiales necesarios para cuidar a los niños (por ejemplo, pañales, chupetes, etc.). Asegúrate de informarle la rutina diaria de tus hijos, los juguetes favoritos de tus hijos y todos los suministros de alimentos y bebidas necesarios.

Además, deja que tus expectativas y límites sean claros tanto para tus hijos como para la niñera. Los niños deben entender que las reglas no cambian solo porque tú no estás en casa.

No te escapes

Al salir de la casa, asegúrate de despedirte de tus hijos. No hacerlo puede hacer que un niño se preocupe cuando comienza a creer que está haciendo algo mal. Al despedirte, sonríe y déle un abrazo a cada niño. Mantén la calma y explica que regresarás más tarde.